Ricardo Valenzuela

Reflexiones Libertarias

Ricardo Valenzuela

More About: Relaciones entre Mexico y los EUA

JUPPLY—JIDE PEJECONOMICS

REFLEXIONES LIBERTARIAS

JUPPLY—JIDE PEJECONOMICS

Ricardo Valenzuela

Siendo yo un joven e imberbe banquero, a mediados de los años 70, ocupaba la gerencia de la oficina matriz de BANGANAGRI en Hermosillo. En una peculiar ocasión, discutía con mi primo, Ernesto Salazar, el concepto de la figura bancaria del reporto. En esos momentos, aparece un prestigiado abogado, profesor universitario y notario de gran demanda en la ciudad.

Le aseguro al Neto; Vamos a dirimir nuestras diferencias y dirigiéndome al jurista le pido: “Licenciado, quisiera nos aclarara el concepto del reporto.” El profesional se queda paralizado y nervioso responde; “lo siento, no puedo ayudarles pues no soy experto en derecho marítimo.” Mi primo y yo hicimos un esfuerzo sobre humano para contener nuestras carcajadas pero luego nos preguntábamos, ¿en manos de quien está nuestro servicio judicial?

Sin embargo, pienso esa misma afirmación es válida para la mayoría de las actividades profesionales que moldean nuestro país. Pero hay una en especial sumamente venenosa; economía. La semana pasada dediqué un escrito para exponer esa grave enfermedad; la ignorancia e irresponsable audacia de auto coronados analistas económicos.

Hace unos días, el “prestigiado” columnista y ahora economista, Carlos Ramirez, lleva a cabo una disección de dicha ciencia que en estos momentos provoca el que Malthus, Keynes, Adam Smith, Hayak y hasta el mismo Marx, violentamente se contorsionen en sus tumbas por mas momificadas que puedan estar sus anatomías.

Inicia afirmando que, el seguro Secretario de Hacienda del PEJE, el economista Keynesiano Rogelio Ramirez de la O, devela una propuesta fiscal producto de la derecha reaccionaria nacida en la era de Reagan; Suppy—Side economics. Le quiero aclarar que, en tiempos modernos, el primero en aplicarla, y con gran éxito, fue el mismo John Kennedy en los años 60. Es decir, no es patente de Reagan ni de su “derecha reaccionaria.”

Pero la gran preocupación del Sr. Ramirez, no es tanto el que esas ideas no puedan ser efectivas sino que, atacan de frente lo que Buchanan señalara en su Public Choice, la economía de la política, cuando describe las marañas burocráticas que se han formado a través de los años succionando la sangre de los ciudadanos. ¡Si alguien no entiende, acudir a Raul Bejarano y Dolores Padierna!

Prosigo aclarándole que, después fue aplicada por Clinton cuyo primer Secretario del Tesoro, Loyd Bentsen, en 1980 afirmara: “Nos hemos enfocado durante décadas al corto plazo estimulando la demanda mientras abandonamos la oferta—el trabajo, ahorro, inversión, producción. Hemos sobrestimado la demanda reprimiendo la oferta a base de regulaciones, impuestos, inflación. El objetivo de esta nueva década, debe ser incentivar la oferta para logar estabilización de precios, masiva creación de empleo y crecimiento económico a largo plazo.”

Ramirez afirma luego que, Art Laffer engendró la teoría en una servilleta aludiendo lo superficial de “su autor.” En primer lugar Sr. Experto, Laffer efectivamente utilizó una servilleta en el restaurante Michael I de Nueva York, mas no para engendrar la teoría, sino para, de forma grafica, explicar el concepto a un grupo un poco más capaz que nuestros economistas de peluquería: Robert Mundell, premio Nobel de economía en 1999, Jude Wannisky, presidente de POLYCONOMICS, y Bob Bartley, economista y editor del Wall Strett Journal.

Laffer se había hecho legendario cuando en 1971, a los 30 años de edad, con precisión cósmica predijera el PIB ese año sería de $1,065 billones. El resultado real fue de $1,063.

Nuestro experto ahora afirma; “la doctrina de Laffer o de supresión de ingresos fiscales, ha provocado graves disminuciones del gasto estatal.” Entonces ¿como explica que de 1980 a 1990 los ingresos del gobierno de los EU aumentaran un 100% y el PIB creciera 110%? ¿Como explica el índice de miseria—inflación mas desempleo—al tomar la nave Reagan se ubicaba en 20%, y al entregar el timón se situara en 10%?

Ahora Prof. Ramirez, el Supply—Side no es creación de Art Laffer. Se remonta al siglo XVIII cuando el economista francés Jean—Baptiste Say, demostraba cómo la oferta crea su propia demanda. Es decir, los patrones pagan a sus trabajadores para producir bienes, los trabajadores usan el dinero para comprarlos. Si el gobierno reduce impuestos y regulaciones, las ganancias aumentan al igual que el ingreso disponible. Un aumento de la demanda es correspondido con aumento de producción. Las ganancias de las empresas son utilizadas para ampliar la producción, ello provoca demanda de trabajadores, aumento de salarios y crecimiento económico.

La engañosa creación de riqueza a base de gasto gubernamental, jamás compensará la destruida por los impuestos para llevar a cabo esos gastos. Cuando el gobierno expropia a X para pagar el proyecto Y, inicia un orgasmo nacional celebrando Y, pero olvida los agravios infringidos a X. La historia de los impuestos siempre ha sido el desincentivar a los expropiados que, normalmente son quienes producen la riqueza de los países. Cuando los gobiernos establecen niveles lastimosos de impuestos, la gente prefiere trabajar menos y las empresas emigran a lugares interesados más en su desarrollo.

Sr. Analista, a mi no me lo platicaron, lo viví cuando las agresiones del gobierno mexicano, provocaran emigrara a los EU para atestiguar la profecía de Hayek se hacia realidad al sentenciar a Keynes, en el largo plazo sus ideas fracasarían, y sonriendo Keynes respondía; “en el largo plazo todos estaremos muertos.” Por supuesto, él no tuvo sufrir su Stagfalción. Luego, al inicio de la década de los años 80 cuando Carter, con su personal estilo de gobernar, creara La Malasie.

Atestigüé también el derrumbe del estatismo, la creación de 20 millones de empleos, el crecimiento de más del 120% del PIB, el inicio de la economía tecnológica, el capital intelectual y, sobre todo, la derrota final de esa fatal Stagflación. Pero mas importante, el regreso del poder a la sociedad civil, expropiado por el gobierno desde finales de la guerra mundial.

Sr. Analista ¿cómo concilia el plan de un economista Keynesiano convertido, según usted, al mercado, con las barrabasadas del PEJE cuando promete, como Jesucristo y los panes, bajar tarifas, ahorros automáticos del ingreso popular, medicina para las heridas, pan para todas las bocas, consuelo para el sufrimiento, capital para las ideas, diversión para los aburridos, leche para los niños, vino para los ancianos, nos evite la desagradable tarea de ser independientes y responsables para asegurar el futuro, al mismo tiempo que sanea las finanzas del país?

Con todo respeto Sr. Analista; como dice el PEJE, mejor cállese y no se preocupe, pues le aseguro en el horizonte no hay jupply—jide economics.

Join us on our Social Networks:

 

Share this page with your friends on your favorite social network:


GoldMoney