Ricardo Valenzuela

Reflexiones Libertarias

Ricardo Valenzuela

More About: Free Trade

LA OTRA CARA DEL MUNDO ¿DE GOOGLE?

 

REFLEXIONES LIBERTARIAS

LA OTRA CARA DEL MUNDO ¿DE GOOGLE?

Ricardo Valenzuela

 

 

Si no entendemos la agresiva transición que vive el mundo hoy día, es porque realmente no queremos. Hace miles de años, nadie imaginó las consecuencias de la Revolución de la agricultura, pero las últimas 500 generaciones nos heredaron capacidades y herramientas analíticas. Ello nos permite entender que la gente siempre ha respondido a incentivos. Cambios en las condiciones premiando buenas conductas o “castigando” las malas, promueven esos patrones.

 

Las nuevas condiciones mega políticas permiten a los mercados controlar resultados en áreas tradicionalmente dominadas por la política. El nuevo paradigma que dicta el mercado, presupone mejores resultados cuando recompensan los deseados y penalizan los no deseados. Ser pobre es indeseable y el hacer fortuna es deseable. Es cuando, “algunos países” establecen incentivos a la creación de riqueza y los niegan al esparcimiento de la pobreza.

 

En esta era el capital se hace más ágil y la capacidad para crear riqueza, ya no está ligada a la geografía como en la era que se creaba manipulando recursos naturales. Cada vez es más fácil usar información tecnológica, potente y portable, para crear activos lejanos a las presiones violentas de los gobiernos. Poderosas fuerzas en competencia confluyen para armonizar precios de bienes, servicios, trabajo y capital. Los gobiernos pierden latitud para imponer políticas arbitrarias y, si no lo entienden, estarán provocando el que las actividades generadoras de riqueza emigren a soberanías más amigables.

 

La nación—estado agoniza y en su lugar veremos surgir jurisdicciones provinciales y pequeñas soberanías tipo medieval, representadas por ciudades—estado rodeadas de territorios complementarios. Por extraño que parezca para gente domesticada con la política, las tareas de estos nuevos mini—estados, serán para competitivos entes empresariales y no para las disputas políticas.

 

Las ventajas jurisdiccionales desaparecen con el arribo de la tecnología. El derrumbe de los costos de comunicación ha reducido la necesidad de proximidad, como una condición necesaria para los negocios. En los años 40, era imposible para un inversionista en Londres establecer una orden de compra en Nueva York, puesto que una llamada telefónica de 3 minutos tenía un costo de $700 dólares. Hoy día, el costo se redujo a 50 centavos y, en otros casos, es gratuita.

 

La continua expansión de los poderes cibernéticos, nos está llevando hacia un flujo de información infinito y cuando el mundo se encoje, se presenta la histórica oportunidad para moldearlo a nuestra propia ubicación. La media masiva se está convirtiendo en media individualizada cuando el consumidor tiene ese enorme poder para elegir, antes negado.

 

En 1997 Davison afirmó: En esta cibereconomía podremos comerciar de acuerdo a las ideas monetarias de Hayek. Aun cuando los gobiernos tratan de hacer esa distinción de lo que es dinero y lo que no es, la diferencia no existe. Lo que encontramos es un fenómeno en el cual objetos de cierto valor fluctuante, o, con cierto grado de liquidez, giran en ese espacio sideral para encontrarse operando como dinero lejos de las burocracias. Por ello, el cyberdinero ha nacido con otras expresiones del mercado.

 

Es cuando aparece la otra cara de este mundo cibernético. Si alguno de mis tres lectores no ha escuchado el nombre EBay, le recomiendo que corra a su computadora y en el sitio de Google, escriba el nombre para luego oprimir el botón de búsqueda. O, más fácil, lo pueden hacer aquí mismo oprimiendo el anuncio de EBay en este contenido. Les prometo que un nuevo y fascinante mundo se develará ante sus ojos.

 

Hace poco más de 10 años un joven llamado Pierre Omidyar, le dio vida a EBay como pasatiempo para su novia. En 1997, entrevistaba a Meg Whitman—hoy día considerada en EU la mujer mas poderosa en los negocios—para ofrecerle la Dirección de su creación. En lo que Pierre describe como una empresa nacida por accidente, Meg aceptaba la invitación para, de inmediato, montarse en el Internet. Para finales del 2005, EBay reportaba ingresos de $5 billones de dólares.

 

Pero EBay no es sólo un negocio exitoso, es una ola que ha modificado el pensamiento de la gente en relación a esos productos considerados como estorbosos tiliches, creándoles un valor no imaginado. Ha demostrado es posible establecer confianza entre extraños que se encuentran en esa red. El cimiento de su éxito, fue la creencia de que la red podía ser utilizada para crear un mercado “perfecto” donde todos tendrían oportunidad, y sería el mercado quien fijara los precios.

 

Cuando Whitman acudió a la entrevista, de inmediato entendió el revolucionario concepto de un balance entre su liderazgo empresarial, permitiendo el liderazgo del mercado para luego proceder con un estilo de: fuego, apunten y preparen. Caminante no hay camino, se hace camino al andar, corrigiendo sobre la marcha.

 

EBay se convertía en una mezcla del Chicago Mercantile Exchange y el Dow Jones, pero cibernético y democrático. El capitalismo para los pequeños que permitió a un hombre vender su frente para anuncios publicitarios en $40,000 dólares. Es decir, cualquier persona, en cualquier lugar del mundo, puede acudir a EBay para subastar sus productos—desde ropa usada hasta cara joyería—Esto es la verdadera representación del capitalismo popular que tanto temen los gobiernos.

 

En el 2002, EBay adquirió el sistema de pagos PayPal por $1.5 billones de dólares, luego el sistema de telefonía gratuito Skype por $2.6 billones. Hoy día, EBay cuenta con más de 200 millones de clientes en todo el mundo, sus ingresos se aproximan a los $10 billones, y sus ganancias superan los $2 billones. Cada minuto produce transacciones por más de $10 millones de dólares y la mayoría de sus actores son mujeres.  

 

Hay infinidad de historias en EBay, pero esta es mi favorita. Una mujer de edad “madura” sufría una depresión provocada por la “ruina.” Sin trabajo, sin ingresos, sin marido, regresaba a casa de sus padres cargando su cruz. Escucha cierta algarabía en el jardín, y es cuando observa a su hermano y su grupo de amigos disponiéndose a quemar el vestido de novia que su prometida le regresara cancelando la boda.

 

La mujer interviene para evitarlo cuando el hermano la inquiere ¿Por qué? Ella responde, déjame ver si lo puedo vender en algo que se llama EBay. El grupo acepta con una condición: La foto del vestido aparecería en EBay modelado por el hermano rebosante de tequila. La mujer concede. Al día siguiente procede con la subasta y, en menos de 30 minutos, el traje se vendía por más de $1,000 dólares. El año pasado, esta mujer, subastando trajes de novia usados a través de EBay, produjo utilidades de $480,000 dólares. Esta es la otra cara del nuevo mundo.   
 
 

Join us on our Social Networks:

 

Share this page with your friends on your favorite social network:

GoldMoney