Ricardo Valenzuela

Reflexiones Libertarias

Ricardo Valenzuela

More About: Mexican United States Relations

LIBERACION DEL TELECOSMOS

REFLEXIONES LIBERTARIAS

LA LIBERACIÓN DEL TELECOSMOS

Ricardo Valenzuela

 

Cuando las profecías anunciando el fin del mundo al cierre del primer milenio no se hicieron realidad; teólogos, poetas, filósofos, pasaron a considerar el final del Siglo XX y el inicio del tercer milenio, como el evento que sería un parte aguas en la historia de la humanidad. La era de la computadora ha expirado pero lo ha hecho, no por haber fallado, sino porque el mismo microcosmos ha parido una nueva. Ha permitido el nacimiento de una nueva tecnología que está transformando culturas, economías, y la política de una forma mucho más dramática que la computadora.

 

Esta era termina ante una fuerza tecnológica que estará superando el impacto de la computadora para crear, procesar y distribuir información. Este nuevo sistema ocupará un capítulo especial en la historia de la humanidad. Comunicación es la forma en que enlazamos personalidades, familia, negocios, naciones y el mundo entero. El Telecosmos—ese nuevo mundo definido por esta tecnología—hará la comunicación humana universal, instantánea, ilimitada, y gratis. En los negocios el término mas usado para definir comunicación de gran poder es; BANDWIDTH. En la nueva economía bandwidth remplaza el poder de la computadora como la fuerza de avance tecnológico.

 

Esta poderosa tecnología se basa en la fibra óptica. Cada fibra óptica amenaza el diámetro de un cabello humano y puede transmitir mil veces más información a través de un solo sendero que todas las tecnologías inalámbricas vigentes hoy día. Esa tecnología de fibra óptica de un alto espectro de comunicaciones y redes inalámbricas constituye el Tele cosmos. El Telecosmos hace de los bandwidth—información a escala infinita y velocidades indescriptibles—la definición de esta nueva era eclipsando la aun fantástica abundancia de la era de la computadora haciendo del hombre un ángel de la información.  

 

Durante los últimos 3000 años la libertad ha sido un producto realmente escaso. Aun en culturas tan majestuosas como las antiguas de Grecia y Atenas sólo un puñado de ciudadanos eran libres, mientras que la mayoría estaban condenados a la esclavitud. Cuando el hombre se atrevía a soñar un mundo de paz y libertad, lo hacia con una visión colectivista. Obras como “Utopía” de Thomas More concebían un futuro de paz y armonía, pero lo hacían diseñando una sociedad sin propiedad privada, y en la cual un grupo de nobles y sabios asegurarían el orden y justicia a través del control y la planeación de cada aspecto de la vida en beneficio de “la comunidad.”  

 

No fue hasta mediados del Siglo XVIII cuando emergió una visión diferente. La encontramos primero en los escritos de los filósofos escoceses como David Hume y Adam Smith. Sus ideas fueron refinadas y popularizadas por los economistas clásicos durante la primera mitad del Siglo XIX. Estos conceptos fueron los cimientos de la revolución liberal que cambió de manera dramática el curso de la humanidad. Hacia mediados del Siglo el mundo tenía otra fisonomía que le daban esos conceptos de libertad individual, gobierno limitado, y mercados libres en el cual los  estados actuaban sólo como protectores de esas libertades.

 

Pero antes de que el Siglo XIX cerrara su última pagina, las ideas liberales sufrieron mortales ataques de parte del establishment mundial evitando así su florecimiento real mediante la aparición del nacionalismo y el socialismo. La expansión de esas ideas desembocó en la Primera Guerra Mundial en 1914 y con ella el fascismo, nazismo, el estado intruso y repartidor en los años 20s y 30s que crearían las condiciones para la Segunda Guerra Mundial.

 

Pero una de las historias clásicas de liberación durante el pasado Siglo XX, fue la de Mike Milken y su revolución financiera, a quien se debe en gran parte la redefinición de la economía de los EU al haber democratizado el capital. Sin embargo, pocos conocen otra fisonomía de este hombre. Él fue el primer en aplicar la nueva tecnología en las finanzas. Fue el pionero en el uso de las redes de computadoras con tecnología embriónica para recabar conocimiento de primera, y de esa forma superó sus competidores en todos los campos y en opinión de muchos, fue lo que le provocó el ser perseguido y casi destruido.

 

Milken se había adelantado a su tiempo utilizando sistemas computacionales que hoy día son comunes, pero en 1980 eran su principal arma para competir además de su genialidad como financiero. Sus rivales nunca entendieron la estrategia y al no poder batirse con él, se dedicaron a destruirlo. Milken con una gran visión canalizó mas de 30 billones de dólares a compañías como MCI, McCaw, Viacom, TCI, Time Warner, Turner, Cablevision Systems, News Corp, Barnes and Noble, y otras empresas de cable, inalámbricas, editoriales y compañías dedicadas al entretenimiento que fueron las que iniciaron el tejido de los elementos que ahora forman el Telecosmos.

 

Esta es la verdadera nueva economía. La cooperación y coordinación de los participantes en la red es algo nunca visto. Los clientes son el producto y el producto son los clientes, y así ambos sirven uno al otro en un ritmo de creatividad entre productores y usuarios; una resonancia de compradores y vendedores en la cual los compradores también venden y vendedores compran en enormes redes de comercio. La resonancia es la riqueza y la luz y no hay zona desmilitarizada intermedia. Una simple invención que tenga resonancia en las necesidades de otros, puede desatar una cascada de creatividad.

 

El gobernar la luz es la ley de la resonancia. Oferta crea su propia demanda, y la oferta y demanda al encontrarse forman el mercado. El valor exponencial de los circuitos no está en sus eslabones; está en la luz al final de ellos que opera ampliando las fronteras de la red. El Internet no es solo una radial de conexiones; es una malla de invención permanente. No es una red infinita de deseos y demandas. La red es un gancho de colaboración productiva. Son los medios de producción capitalista y ahora están en manos de billones de aprendices y creadores. El verdadero capitalismo democrático.

 

Durante la mayor parte de los 90s el centro de ese resplandor fue los EU. Los EU estaban armados con cuatro veces más poder computacional por habitante que el resto del mundo industrializado, 75% de las redes de computadoras, y 80% de los usuarios del Internet. Pero ese resplandor es solamente el reflejo de la libertad económica y política, inmigración y el espíritu empresarial. Hoy día aun la mitad de esa luminosidad permanece en EU, gran parte en California, y en California en el Silicon Valley. Pero ese resplandor ahora se está movilizando.

 

Al inicio del milenio, ese brillo se esparce por todo el mundo provocando una nueva ola de libertad y prosperidad. Al circular el globo, bajo los océanos y con destellos emanados de satélites, esta luz está erosionando los poderes de los déspotas y los burócratas. Las catedrales de cristal cada día están mas al alcance en cualquier parte del mundo. En el contexto del mercado de la red, cualquiera y en cualquier parte puede hacer una petición, una publicación, o simplemente pedir ayuda. Cualquiera puede crear un producto, iniciar una empresa, financiar sus proyectos. A medida que las actividades se escapan de la superficie del globo y convergen en ese punto virtual de luz, se orientan hacia un medio universal. Esa luz es ambas; La abundancia y escasez de la nueva economía, ese creativo juego de límite e infinito. Es el hombre liberado.

 

WWW.CARTASLIBERALES.BLOGSPOT.COM

 

Join us on our Social Networks:

 

Share this page with your friends on your favorite social network: